nada más rockero que morir


te tengo aspirando de mi mano

mientras me dejo enternecer por tu espíritu rebelde, poniendo todo a prueba

buscando al mejor de los amos

porque como una mascota ilegal, me haces sentir único y hermoso 

sos un diamante falso en bruto cayendo

por un caminito de gotas de misterio, directo a mi telaraña

que frena tu caída y te arropa

esta noche te prometo algo que no haya hecho con nadie antes

soy un principe azul y salvaje. si me rompés el corazón

que sea con una guitarra


.-.
.-.

1 comentario:

mardou fox dijo...

que joya